jueves, 18 de febrero de 2016

Está en la solución perfecta para tratar la hipertensión y ayudarte a reducirla. ¡Te encantarán!


¿Conoces de alguien con este padecimiento? ¿Padeces tú esta enfermedad crónica? 

Te podemos decir que si deseas mejorar esta condición debes cambiar tus hábitos, mejorar la alimentación, eliminar el consumo de azúcar, sal, y grasas de tu dieta, además hacer ejercicios diariamente; seguir las indicaciones del médico es fundamental. Estas actividades de reforma en 
tu vida te permitirán obtener la mejoría y regular la presión arterial.
Además de todos los pasos necesarios antes mencionados, existe un remedio natural que vale la 
pena elaborar y es bastante efectivo. 
Se trata de tratamientos con ajo. 
El ajo según muchos estudios es un recurso natural que ayuda en gran manera la salud cardíaca. Gracias al ajo podrás reducir el colesterol malo y nivelar la presión arterial.
El ajo contiene alicina, una enzima que nos ofrece grandes beneficios para la salud cardíaca, 
por lo que debemos utilizarla.

Tomar ajo en ayunas

Consumir ajo en ayunas es un, maravilloso método de regular nuestra presión y combatir muchas enfermedades, depurar el hígado, prevenir infecciones y combatir el cansancio.

¿Cómo ingerir el ajo?

Se debe ingerir dos dientes de ajo estando en ayunas, acompañado de un vaso de agua.
Este remedio es un poco fuerte, pero nos aporta muchos beneficios que valen la pena el esfuerzo de cada día. Los resultados aparecen al cabo de 20 días.
No te preocupes por el mal aliento que pueda quedar después de ingerirlo, solo basta ingerir jugo de limón o masticar una hoja de menta y las molestias desaparecerán al instante.

Té de ajo

Este es un viejo remedio muy efectivo para cuidar nuestra salud cardíaca, combatir infecciones, detener el envejecimiento prematuro y perder peso gracias a su alto contenido de vitaminas, antioxidantes y minerales.
Un dato importante acerca del ajo es que eran utilizados por los griegos y romanos como una 
especie de medicina cotidiana capaz de curar enfermedades y fortalecer el corazón.

Ingredientes

1 diente de ajo.
1 vaso de agua.
1 cucharada de zumo de limón.
1 cucharada de miel.
3g de jengibre rallado. 
 
¿Cómo lo vamos a preparar?

Pondremos a calentar un vaso de agua y una vez que empiece a hervir, le añadiremos todos 
los demás ingredientes menos el zumo de limón. 
Mueve bien y deja que se cocine por 20 minutos. Pasado el tiempo estará listo, cuélalo para 
obtener solo el líquido. 
A esta infusión le añadiremos el zumo de limón.

¿Cómo lo vamos a ingerir?

Tomarlo 20 minutos después de almorzar. 
Puedes tomar este delicioso te al mediodía.
El ajo es uno de los mejores antibióticos naturales que existen y es un alimento básico presente en 
la dieta mediterránea, la mejor dieta del mundo. 
Esta dieta es muy saludable porque no conlleva en su preparación sal y se utilizan grasas saludables procedentes, de diversos ingredientes saludables como por ejemplo aceite de oliva.
Usted puede hacer lo mismo y sustituir la sal de sus comidas remplazándola por sal de ajo.

Ingredientes

6 ajos.
2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
 
¿Cómo lo vamos a preparar?

Lo que haremos es empezar por remover la cascara del ajo y sofreírlos en un sartén junto con el 
aceite de oliva. Una vez dorados baje el juego para que no se quemen.
Luego colóquelo en una botella de cristal separados del aceite de oliva para que no se humedezcan 
y se mantengan crujientes. 
Cada vez que tengas que aderezar tus comidas ralla un poco de los ajos y tomaran ese toque agradable.

Ajo macerado en aceite

Sal de ajo para tus comidas
El ajo macerado en aceite de oliva es un remedio antiguo que reduce la hipertensión arterial de una forma sencilla. Este es también una técnica culinaria muy sabrosa y original.

Ingredientes

20 ajos pelados.
1L de aceite oliva virgen extra.
1 frasco de cristal.
¿Cómo lo vamos a preparar?
Lo primero es pelar los ajos y partirlos a la mitad, luego solo necesitas llenar el frasco de cristal con el litro de aceite de oliva e introducir los 20 ajos.
Tienes que dejar que pasen por lo menos tres semanas antes de consumir el aceite o los ajos. Para beneficiarnos de este remedio que reduce la hipertensión lo podemos untar todos los días a dos rebanadas de pan. 
También puedes comer dos de estos ajos diariamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada