domingo, 16 de julio de 2017

Sus padres la abandonaron por nacer sin piernas, 15 años después se entero de un secreto que me dejó en shock..


Conoce la historia de esta niña que fue abandonada por nacer sin piernas y hoy en día es una atleta reconocida
Somos tantas personas en el mundo que cada día no podemos encontrar con historias tan inspiradoras e impresionantes como esta, especialmente si se trata del mundo de los deportes.
En este caso, nuestra protagonista, es Jennifer Wricker.

Esta señorita, es una atleta estadounidense que nació sin piernas, pero esto no le impidió desarrollar su talento como gimnasta.
Pero, además de su increíble superación personal, es la historia de la vida que tuvo que llevar en su niñez lo que hace a Jennifer una persona digna de admiración.
Jennifer Wricker, nació en Estados unidos y fue abandonada por sus padres biológicos debido a su discapacidad. La pequeña Jennifer se encontraba en la ciudad de Hardonville, Illinois, donde una pareja, al enterarse de su caso, acudió inmediatamente al rescate y así fue adoptada.

Estas personas que adoptaron a Jennifer, se comprometieron a cuidarla, criarla y por sobre todas las cosas a inculcarle el pensamiento de que no podía decir nunca que no podía realizar algo.
Bajo esta premisa, Jennifer, creció en un ambiente bastante motivador para ella y fue a los siete años de edad cuando dijo un día que quería ser gimnasta.

Sus padres adoptivos no se escandalizaron, ni le pusieron peros, sino que procedieron a comprarle una cama elástica a la pequeña Jennifer para que comenzara a practicar gimnasia.
La pequeña Jennifer, obviamente, no tuvo un comienzo sencillo, pero después de tantas caídas y de practicar constantemente junto a su padre, esta niña logro ser campeona de gimnasia en Illinois.
Jennifer siempre tuvo como ídolo a la gimnasta Dominique Moceanu, lo más impresionante es que luego se iba a enterar que esta mujer era su hermana biológica. Jennifer averiguó la historia de su familia biológica y pudo determinar que su apellido era Moceanu y que su ídolo era su hermana.

Jennifer le escribió una carta a Dominique, pero señalando todo el respeto y admiración que sentía. Evidentemente, Dominique se sentía alagada y más fue su conmoción cuando se enteró de la discapacidad de su admiradora. Y fue más tarde que temprano cuando se dieron cuenta que no solo las unía el lazo de la gimnasia, sino que también llevaban la misma sangre.
Hoy en día, Jennifer ya es una adulta, es acróbata, independiente y vive en Hollywood.

Esta mujer ha logrado irse de gira con Britney Spears y es bastante reconocida por su historia.
Si tu también te sentiste inspirado por esta talentosa mujer, pues comparte este post en tus redes y gracias por leernos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario